lunes, 19 de noviembre de 2012

Me quito el rencor.


Despedirse de los rencóres no basta, la nostalgia por el momento en el tiempo antes del rencor es de lo que mas cuesta deshacerse.

Hace algún tiempo ya había comenzado el trabajo para retomar la felicidad que en algún momento deje que se ocultara de mi personalidad a causa del estrés, los malos recuerdos y rencores de mi niñez, la expectativa quebrantada y a veces pisoteada de mi sangre, el amor perdido a mi mismo, tambien la dejadez y las sabanas de mi cama pegadas a mi piel, el proceso no es fácil por que deshacerte de un rencor a veces significa apegarte al recuerdo anterior a la desilución para poder así volver a ser feliz, o simplemente borrar todo lo que te hace daño (a veces imposible de lograr).

Al menos 4 dias de mi año, por 5 años, la paso en el hospital y aun así, seguía con mis rencores, para darme cuenta, que la razón por la cual mi cuerpo no mejoraba era por esa raíz venenosa que comía cada vez mas mi salud y bienestar estomacal, hasta que me levante en una mañana luego de dos tramadol y un intenso dolor y me dije en pensamiento "BASTA!". Resulta que el dolor era mas emocional que físico, que mi cuerpo y vida no merecía ser un sufrimiento eterno ya que ya tengo una condición que debe evitar el estrés a toda costa.

La extensión de tu familia es parte de tu identidad y sangre pero no tu vida. Los principios latinoamericanos van siempre inclinado a hacia el amor y unión familiar a toda costa, en especial en familias numerosas pero teniendo tantos hermanos y hermanas me doy cuenta que a veces puede haber incompatibilidad de caracteres, por los tanto el amor y unión familiar es casi imposible. Siempre habrá una ruptura, ya que cada cabeza es un mundo y tendemos a volcarnos o apoyar al familiar mas a fin u sentimentalmente mas cercano a nuestros ideales. Tanto tiempo tratando de entender conflictos tontos, tanto tiempo viendose envuelto en conflictos en donde ni siquiera se tiene conocimiento de estar involucrado y es tan difícil volverse Suiza en un conflicto permanente y no me refiero a familiares directos (hermanos y hermanas) me refiero a la extensión de mis padres. He aprendido de todo esto que errores no debo cometer con mis propios hermanos y hermanas.

Estas no son confesiones para creerlas solo en mis internos y si las comparto es por que se que hay muchos que leen este blog con la misma incógnita y si lo escribo en español es por que la mayoría con el mismo problema de rencor y entrega abnegada son latinos.

En fin, simplemente si te sientes reflejado en mis escritos te tengo unos varios concejos:

- Deja pensar; no juzgues; solo involucrate en el problema si ves que puede provocar un daño permanente pero no en sus decisiones finales de vida, el daño puede volcarse a ti.

- A la familia no se le tiene expectativa, solo se le desea un buen futuro asi que olvidate del "yo esperaba que tu hicieras..." tu simplemente sabes que "la persona, no lo va a hacer" o "la persona si lo va a hacer" asi te ahorras la desilusión.

- Si ves un conflicto, ¡apártate! cuando salpica, salpica y mancha, que fastidio es limpiar la mancha.

- Si te vez envuelto en un conflicto, ¡Ignóralo! - No te defiendas! es mejor quedar como tonto y que quede la duda a extender el problema, mucho de estos conflictos se vuelven permanentes y son causados por familiares chismosos o conflictivos.

- La familia no va a cambiar por ti, así que no lo hagas tu por ellos, mantén los principios que te ayuden a mejorar tus estándares y jamas dejes los que hacen que tu esencia florezca.

- Los familiares chismosos te eliminaran de todas maneras, entonces mejor jugar Suiza e ignórales con una sonrisa, no son gente mala, simplemente tontos y frivolos. Recuerda que hay gente que le gustan las telenovelas y a otra el cine de autor.

- Amalos por lo que fueron, abrazalos cuando se acerquen, siempre recordando que tienes tu vida aparte a la de ellos también y viceversa, OJO! la de ellos no es tu problema.

- Tu familia son tus Padres, hermanos y hermanas, en algunos casos tíos o tías con valores y principios parecidos a los tuyos, los demás no son tan diferentes a la persona que ves todos los días al comprar cafe en el "Starbucks", se simpático y alegre pero recuerda, NO los conoces realmente.

y la mas importante de todas;

- La hora de ser feliz es ahora, el lugar para ser feliz es aquí y la hora de ser feliz es haciendo feliz a alguien y recordando que ese alguien también eres TÚ.

3 comentarios:

Celeste Mijares dijo...

Es cierto todo lo que expones. El momento d ser feliz es hoy, asi q deja los pensamientos del pasado y entierra esos recuerdos. Ama a los que te aman en la misma intnensidad. Yo te amo con mi alma!

mijaressergio@gmail.com dijo...

Mi querido sobrino,

Me alegra conocer la profundidad de tus sentimientos, pero me preocupa el rencor que te atormenta, sonreir y saludar no es la solución al problema, sólo lo acrecienta.

La forma más sencilla de liberarse del rencor es perdonando.
Recuerda, toda moneda tiene dos caras y cada cara tiene multiples significados que varían de acuerdo a la persona que la interprete, su interés personal y el momento histórico en el que se observa la moneda.
Especialmente cuando hay intereses creados, insatisfacciones, irresponsabilidades, desubicación con la realidad que se vive y sobre todo cobardía en aceptar los propios errores.
La vida es simple, Dios nos la ha dado para que la disfrutemos y seamos felices, con responsabilidad y mesura. Cuando nos excedemos es que vienen las complicaciones.
El rencor, no es sólo más que otra complicación que nosotros mismos nos creamos, especialmente cuando nuestra interpretación de la cara de la moneda, que estamos viendo, esta sesgada por conocer sólo esa sola cara y no haber buscado ver la otra.
Enterrar recuerdos no hace sino acumular los problemas y como todos los gases que se acumular, cuando por cualquier pequeña chispa, los enciende, la explosión es grandiosa, por eso es que debes perdonar, en el simple "Padre Nuestro" que es la oración que nos dejó Nuestro Señor, Jesús, nos dice "Perdona nuestras ofensas, así como nosotros perdonamos a los que nos ofenden".
Te pregunto, ¿Eres tú perfecto?, ¿Alguna vez has ofendido a alguién?, pues las respuestas a estas preguntas las sabemos todos, porque esas preguntas nos las tenemos que hacer todos, a nosotros mismos y como sabemos las respuestas no deberíamos tener otra cosa que hacer sino perdonar,...¿Cómo podemos esperar que nuestro Padre en los cielos nos perdone sí nosotros mismos no somos capaces de perdonar?

Dios te bendiga y espero que tengamos oportunidad de vernos, para disfrutar de una buena plática.

Tu tio Sergio

Juanr dijo...

Gracias, Jona por esta reflexión tan hermosa. No podemos avanzar sin soltar lo que nos estorba, aúnque ello parezca pequeño o insignificante. Estamos llamados a ser libres y felices y lo que escribes es un códice, una postura que puede aliviarnos el camino para ser sabiamente tolerantes sin dejar que eso nos tome por ser tibios. No podemos entender todas las cosas, ni podemos proceder siempre con la sabiduría o el tino necesarios, pero siempre sí podremos rectificar, aprender y corregir...así como dejar y confiar en que los demás también rectificarán. aprenderán y corregirán. Por lo que tus palabras son además de sabias, oportunas. A mis 53, desearía haberlas escuchado a mis 20. Hubiera sido menos intransigente, moderadamente radical y tolerante, y sin dejar de ser firme, hubiera dejado que las cosas salpicarán sin mancharme...total, cada cual rendirá cuentas de sus actos aquel Día...Lo dijo San Pablo: No os engañeis! Dios no puede ser burlado. Todo lo que el hombre siembre, eso cosechará!
Te quiero,
Papá